Síguenos en: 

Engaños de Phishing

Una estafa cada vez más frecuente que actualmente está siendo empleada por individuos sin escrúpulos, es el Phishing. El Phishing implica un mensaje electrónico que es enviado a tantas direcciones de correo electrónico de Internet como el defraudador puede obtener, presumiendo provenir de una organización legítima como un Banco, un servicio de pagos en línea, un minorista en línea, o similar. El correo electrónico solicita que el destinatario ponga al día o verifique su información personal y financiera, incluyendo la fecha de nacimiento, la información de conexión, los detalles de cuentas, los números de la tarjeta de crédito, los números de identificación personal (PIN), etc. Algunos mensajes electrónicos incluyen una amenaza de que si no se actualiza o se valida causará, por ejemplo, que la cuenta sea congelada. El objetivo es inducir a destinatarios confiados, que resultan ser los clientes de la organización legítima que ha sido imitada, a responder al correo electrónico y proporcionar la información solicitada. El correo electrónico contendrá una liga que te llevará a un sitio web que imita y se aprecia idéntico, o al menos muy similar, al sitio genuino de la organización. En algunos casos, cuando la liga en el correo electrónico es pulsada, el sitio genuino es accedido, pero es cubierto con una ventana más pequeña con el sitio falso, haciéndolo más creíble. Pulsar sobre una liga también puede descargar en tu PC software malicioso, conocido como "spyware", que registrará tu uso del Internet y reenviará esta información, y posiblemente un registro de lo que hayas tecleado, al defraudador. El defraudador usará esta información financiera para comprometer cuentas bancarias, tarjetas de crédito, etc. Para evitar que seas víctima del Phishing, nunca respondas a mensajes de correo electrónico que requieran información personal o financiera, y nunca pulses una liga en ese tipo de correos. Las organizaciones de buena reputación no envían mensajes de correo no solicitado pidiendo a sus clientes actualizar o verificar sus detalle personales y de seguridad. Si tienes duda respecto a la legitimidad del correo, o si crees que has sido víctima de un engaño de Phishing, debes contactar inmediatamente a la organización de la que se trate. Sin embargo, debes tener cuidado en utilizar el método acostumbrado con el que contactas a esta organización, en lugar de usar cualquiera sugerencia incluida en el correo o respondiendo a éste.

Mulas del Phishing.

Una vez que los defraudadores han recolectado la información financiera de individuos a través del Phishing, están en posición de abusar de esta información y de robar dinero de las cuentas comprometidas. Para cubrir sus pistas reclutan a individuos confiados para actuar como mediadores, que colocan una variedad de ofertas tentadoras de trabajo en el Internet, prometiendo la posibilidad ganar dinero rápidamente y sin mucho esfuerzo. A estos individuos se les conoce como mulas. Las cuentas bancarias de las mulas son utilizadas para depositar las transferencias del dinero de las cuentas que han sido comprometidas. Entonces, los defraudadores de Phishing dan la instrucción a las mulas de retirar de sus cuentas el dinero en efectivo y reenviarlo, restando la comisión prometida, a través de agencias de transferencia de fondos internacionales. Por lo que los defraudadores pueden conservar su anonimato, aunque hay un rastro hacia las mulas, que puede ser seguido por las autoridades. Ten mucho cuidado de las ofertas de trabajo que involucran aceptar y liberar fondos a una cuenta bancaria a cambio de una comisión. Las mulas reclutadas por los defraudadores de Phishing, lavan dinero, y es muy probable que tengan que enfrentar un proceso criminal

Contáctenos:
Sucursal Telefónica:
Centro Inmobilario:
Call Center Empresarial:
Teléfono Rojo:
Teléfono Rojo Débito:
2287-1111
2287-1212
2287-1110
2257-0655
2256-7230
¿Desea ser parte del equipo de Davivienda?
Banco Davivienda (Costa Rica) S.A. Todos los Derechos Reservados 2012l